Los cerca de 2 mil efectivos de la policía tenían tres objetivos, drogas, armas y el rescate de niños en situación de vulnerabilidad.

Las cámaras de Noticias Uno, que acompañaron a un grupo de uniformados, registraron las precarias condiciones de higiene en las casas de lenocinio allanadas por las autoridades. El barrio Santafé es la zona de tolerancia más grande del país, los uniformados acordonaron un área situada entre las calles 24 y 19 y la avenida Caracas y la carrera 20.

Durante los operativos, un nuevo fenómeno quedó al descubierto, el de mujeres venezolanas que llegan a la capital del país para prostituirse. El operativo abarcó una de las zonas de seguridad más complejas de la capital, comprendida entre la calle 22 y la 18 B.

Noticias Uno acompaño a integrantes del Grupo de Operaciones Especiales de la Policía quienes allanaron este edificio de cinco pisos, donde quedaba un expendio de droga y un hotel de paso de habitantes de calle.

Publicidad

Allí una menor de 12 años fue rescatada por los uniformados. Ella fue la primera de los más de cuarenta menores que quedaron a disposición del bienestar familiar.

Muchos de los niños estaban en la calle, pero una menor fue encontrada en uno de los establecimientos de prostitución.

Sobre la calle 19, los policías entraron a hoteles donde farmacodependientes se internan para consumir alucinógenos. Y en las calles hubo requisas a transeúntes, conductores y vendedores ambulantes.
200 personas fueron conducidas a Unidades de Policía Judicial.