Después de tantos años de angustia, la familia Lizcano disfruta esta noche de la justa alegría y tranquilidad que las FARC les habían arrebatado. Pero 28 familias colombianas siguen sumidas en la angustia.

Son 28 los llamados secuestrados canjeables que siguen en poder de las FARC. Ellos temen que la liberación del último congresista secuestrado cubra de olvido los casos de quienes siguen en la selva.

Los familiares de 26 uniformados y 2 políticos celebraron el regreso de Óscar Tulio Lizcano, pero advirtieron  desde ya que se oponen a una  operación de rescate de sus familiares secuestrados  por las FARC.

Los políticos  que  están en poder de las FARC  son  el ex diputado del valle  Sigifredo López, secuestrado  el 11 de abril de 2002 y el ex gobernador, Alan Jara, el 15 de julio de 2001. Sus  familiares insisten en el acuerdo humanitario.

La mayoría de los 6 militares y 20 policías que siguen en poder  de las  FARC, cumplen mas de 10 años en la selva, entre ellos el coronel Luis Mendieta y  el cabo primero  Pablo Emilio Moncayo.

También le pidieron a  las FARC ceder en sus posiciones.

Los familiares insistieron en una salida negociada  que dadas las circunstancias políticas es  cada vez menos probable.