Un insólito caso de falsa denuncia se presentó en Bogotá, este lunes, con una mujer que fingió estar embarazada, pero la parte más descabellada de esta historia es que la supuesta madre denunció ante las autoridades que la habían sedado y le habían robado su bebé del vientre.

Tras la denuncia de la supuesta gestante, las autoridades llegaron de inmediato hasta donde presuntamente había ocurrido el criminal procediendo y encontraron una impresionante escena: la mujer estaba tirada en el piso, llena de sangre y con una placenta dentro de una bolsa plástica.

En medio del incontrolable llanto de la paciente, los paramédicos iniciaron el procedimiento de emergencia para atender el caso, pero luego de las preguntas y procedimientos iniciales encontraron varias incongruencias, una de ellas, la poca sangre para tan delicado procedimiento.

Otro de los poco creíbles relatos de la «madre», es que ella decía que en el espejo del baño había un escrito que decía “ojo, no llamen a nadie, ni a la Policía porque están vigilados», pero según personal médico era imposible que la mujer se pusiera de pie, caminara y fuera hasta el baño en tan delicado estado en el que se encontraba.

Publicidad

Por otro lado, la paciente presentó unas ecografías, pero por la experticia del personal de emergencia, se percataron que habían sido bajadas de internet.

Después de adelantar la atención médica en el sitio, la mujer fue llevada al Hospital de Kennedy y al realizarle unas pruebas de sangre, los resultados revelaron que nunca estuvo embarazada, confirmó el secretario de Seguridad de Bogotá, Hugo Acero, al señalar también que luego de las investigaciones, se descubrió que la mujer no tenía registros en ningún centro médico de controles prenatales o asistencia médica.

Frente a este hecho, la Policía desplegó un amplio dispositivo en el que intervino personal de investigación criminal, inteligencia, la policía de vigilancia y Gaula.

A la ciudadana se le brindará atención psiquiátrica. Las autoridades envían un mensaje de tranquilidad a todas las madres.