Así lo confirmó el principal asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, el teniente general H.R. McMaster, en medio de la crisis bilateral que viven los países y que ha merecido sanciones “hasta que Venezuela vea restaurada su democracia”.

«No se anticipan acciones militares en el futuro cercano», dijo McMaster en una rueda de prensa en la Casa Blanca, donde respondió preguntas sobre unas declaraciones del presidente de EE.UU., Donald Trump, quien el pasado 11 de agosto señaló que no descartaba una «opción militar».

El teniente general explicó que Trump ha pedido a su equipo de seguridad nacional que «anticipe la posibilidad de un mayor deterioro en Venezuela» y que, por ello, la Casa Blanca está valorando, en conjunto, la respuesta militar y diplomática a la crisis en Venezuela.

Junto a McMaster, se situó el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, uno de los promotores de las sanciones que impuso hoy EE.UU. a Venezuela y que prohíben al sistema financiero estadounidense la compra de bonos públicos y deuda del Gobierno de Venezuela y de su petrolera estatal, PDVSA.

Publicidad

Mnuchin urgió a los miembros del Gobierno venezolano a «distanciarse de la violencia y de la dictadura».

Redacción Internet