En cumplimiento del especial seguimiento adelantado a la reconstrucción de Mocoa, luego de la catástrofe presentada el 31 de marzo de 2017, la Contraloría General de la República alertó sobre el incumplimiento de avance para la construcción de las viviendas urbanas, de la segunda fase del proyecto.

El proyecto debe entregarse en septiembre de 2019 y no alcanza el 20 % de ejecución.

De acuerdo a la información brindada por la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres UNGRD a la Contraloría General de la República, esta segunda fase, en la que la firma ING. MORA INSUASTI se comprometió a realizar los estudios, diseños técnicos y construcción de 436 soluciones de vivienda, en el primer contrato, y 473 soluciones de vivienda, para el segundo, muestra un pobre estado: a la a fecha el estado de ejecución es del 14,78 % y 17,16 %” respectivamente, cuando deberían ir en el 68,33 %.

“En medio de la primera temporada de lluvias de 2019 que azota el país y que, de acuerdo al IDEAM se extenderá hasta la primera semana de junio, preocupa que los dos contratos que se suscribieron el 3 de mayo de 2018, tuvieron acta de inicio el 5 de junio de 2018 y tienen plazo para ser ejecutados el 15 de septiembre de 2019, solo tengan un avance del 14,78% y 17,16% respectivamente, y lo más preocupante es que la ejecución en físico es nula”, indicó el contralor delegado para la Participación Ciudadana, Luis Carlos Pineda Téllez.

La avalancha de lodo y piedras generadas por el desbordamiento de las quebradas Taruca, Taruquita, La Misión, Ríos Mulato y Sangoyaco, el 31 de marzo de 2017, afectó varios sectores del Municipio de Mocoa y ocasionó una total destrucción.  

La primera fase de construcción de 300 viviendas, que establecía el pago sobre vivienda terminada y entregada con escritura pública al beneficiario, tuvo un avance físico del 100 %, y con valor final del contrato de $17.860.278.992, entregándose la totalidad de inmuebles, por cuantía de 80 salarios mínimos con escritura pública.

Los otros dos contratos, suscritos con la firma ING. MORA INSUASTI, no presentan avance, explicó Téllez. Estos contratos corresponden a las 909 viviendas de la etapa I y la etapa II; que incluyen 436 en la I (por un valor de $25.731.568.960) y 473 de la II (por $27.915.211.280).