El fiscal Martínez sostiene que no existe nexo en los asesinatos de líderes sociales que se han producido después de la firma del primer acuerdo en La Habana y decepcionó a las víctimas en el Congreso. El fiscal acuñó un término criminalístico para la investigación, dijo que se trata de una multicausalidad, es decir que cada uno de los 59 asesinatos ha tenido un origen diferente.