El abogado Jaime Granados, defensor de Bernardo Moreno en el caso que se le lleva al exsecretario general de Presidencia por las chuzadas del DAS, afirmó ante los magistrados de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia que la Fiscalía no tiene pruebas que vinculen a su defendido en el mencionado caso.

La intervención de Granados se dio durante los alegatos finales del proceso, en donde el abogado deslegitimó uno por uno los argumentos de la Fiscalía, con los que el ente investigador busca comprobar la injerencia de Moreno en las irregularidades que se cometieron en el DAS.

“Ese testigo -capitán Tabares- que califico de mentiroso, está diciendo que Bernardo Moreno nunca pidió información privilegiada de la Corte Suprema. No se puede decir que en esa reunión del desayuno de Tabares, Bernardo y Hurtado hayan concertado para crear una empresa criminal o que se quisieran adherir a una empresa criminal ya existente”, explicó Granados.

Así mismo, el jurista agregó que “en el escrito de acusación se dice que Bernardo Moreno dio instrucciones a la UIAF para averiguar información financiera de los magistrados que viajaron en el vuelo charter contratado por Asencio Reyes con Satena. ¿Y qué fue lo que realmente pasó y se probó en este juicio? —Que Bernardo Moreno no tenía ni tuvo ninguna injerencia en la UIAF, que su actividad se limitó a entregar a Mario Aranguren el sobre procedente de Satena con los datos del pago del vuelo charter. No había información de ningún magistrado, ni de ningún pasajero de ese vuelo”.

Notas relacionadas

Víctimas del DAS piden condena de Moreno y Hurtado
Una empresa criminal