El presidente de EE. UU., Donald Trump, contradijo este martes un reciente informe de su Gobierno, al afirmar que no cree que el cambio climático pueda tener un impacto negativo en la economía del país en las próximas décadas.

«No lo creo», dijo Trump a un periodista que preguntó por la conclusión del informe de que el cambio climático tendrá un efecto devastador en la economía estadounidense.

De acuerdo con el documento publicado el pasado viernes por el mismo Gobierno, el impacto del calentamiento global podría provocar que la economía estadounidense se contrajera en torno a un 10 %, lo que representaría el doble de las pérdidas registradas durante la Gran Depresión de la década de 1930.

Trump aseguró que había «leído parte» del informe pero culpó del fenómeno a otros países, como China o Japón, «ahora mismo somos lo más limpios que podemos ser (en Estados Unidos). Eso es muy importante para mí. Pero si nosotros somos limpios y el resto del planeta es sucio… (no puede ser). Queremos aire y agua limpios».

La Casa Blanca estaba obligada por orden del Congreso a publicar esa evaluación de los efectos del clima y en sus conclusiones indica que los estadounidenses tendrían que afrontar gastos de unos 141.000 millones de dólares derivados de muertes relacionadas con el exceso de calor, 118.000 millones causados por el aumento del nivel del mar y otros 32.000 millones por daños en las infraestructuras.