El excandidato presidencial Gustavo Petro afirmó que con las multas fiscales que tiene en su contra lo que menos le importa es perder su curul de senador, sino que por medio de argucias jurídicas sus contradictores políticos busquen impedir que sea presidente en las elecciones de 2.022.

«Perder una curul que no busqué sino que me fue otorgada por haber quedado segundo en las elecciones presidenciales no me preocupa, lo que me preocupa es que políticos, que tienen amigos en instancias judiciales, pretendan inhabilitarme, sin poder hacerlo, para ser candidato en 2.022. Esa es la magnitud de la arbitrariedad y la estupidez sectaria de un grupo que quiere impedir que Petro sea presidente», sostuvo el jefe Colombia Humana.

El hoy senador insiste en que las inhabilidades para ser presidente de la República están taxativamente escritas en la Constitución y que ninguna de ellas lo cobija, por lo cual las sanciones fiscales millonarias que le impuso la Contraloría de Bogotá, por sus actuaciones cuando fue alcalde de la capital, no le impedirán ser candidato en las próximas elecciones presidenciales.

«Me pueden poner un billón de pesos en multas por no seguir el programa neoliberal de los Odebrecht/Sarmiento, si el pueblo me elije su presidente, las pagaremos antes de la posesión con ayuda de la sociedad y esos recursos los llevaremos a la universidad pública», dijo Petro, quien agregó que así como lo hizo cuando fue alcalde y la Procuraduría de Alejandro Ordóñez lo destituyó, acudirá a todos los recursos a que tiene derecho en las instancias judiciales nacionales e internacionales para hacer respetar sus derechos políticos.

El excandidato presidencial y senador de la República advirtió que desde el próximo 28 de noviembre los simpatizantes de la Colombia Humana, que sacó más de ocho millones de votos en las elecciones que ganó Iván Duque, saldrán a las calles para hacer oír su voz, de manera pacífica, «frente a la persecución política de la que somos objeto».

Y la representante a la Cámara Ángela María Robledo, quien fue la fórmula vicepresidencial de Petro aclaró que: «llamar a la movilización social no puede entenderse como incendiar el país, porque tanto Gustavo como yo reconocemos el orden institucional, y a él nos acogemos».