Un estudio del Broad Institute en conjunto con la Harvard Medical School, en Boston, que tenía como objetivo desmentir la idea surgida en 1990 de que hay un “gen gay”, concluyó que no se pude predecir la orientación sexual de una persona en función de sus genes.

Ben Neale, uno de los científicos que participó en la investigación, aseguró que “es de hecho imposible predecir la orientación sexual de una persona en función de su genoma”.

De acuerdo con los hallazgos, se han encontrado cinco puntos en el genoma humano que están relacionados con el comportamiento sexual entre personas del mismo sexo, pero ninguno de los marcadores es lo suficientemente confiable como para predecir la sexualidad de alguien.

“No hay un único gen gay, sino muchos pequeños efectos genéticos distribuidos en el genoma”, explicó Ben Neale.

Además, el estudio publicado en la Revista Science señala que, si bien hasta el 25% de los comportamientos sexuales pueden ser explicados por la genética, el resto depende de factores ambientales y culturales.

“Es un comportamiento complejo donde la genética juega un papel, pero probablemente de forma minoritaria. El efecto del ambiente existe, pero no podemos medirlo exactamente”, dice Fah Sathirapongsasuti, científico de 23andme.com, un sitio de prueba de ADN que contribuyó al estudio con perfiles genéticosde clientes voluntarios.

La investigación se basó en el análisis de los genomas de 500.000 personas, lo que lo convierte en el estudio más grande hasta la fecha sobre la base genética de la sexualidad.

Sin embargo, la revista Nature aseguró que los datos no son concluyentes para toda la población ya que las muestras fueron tomadas del Biobanco del Reino Unido y de la compañía de genética 23andMe, con sede en Mountain View, California, lo que implica que la mayoría de las muestras provenía de personas con características similares, mayoritariamente se trata de individuos con ascendencia europea entre los 40 y 70 años.

Esta investigación refuta un estudio realizado en 1993 en el que se pensó haber identificado el gen Xq28, que define la orientación sexual.