Mauricio el Médico, a quien las Farc le encomendó dirigir la elaboración de las listas de beneficiarios del acuerdo de paz, está dispuesto a que se investigue su gestión y la del gobierno para determinar la responsabilidad de quien metió a los posibles delincuentes comunes infiltrados.

Jaime Alberto Parra, “el Medico”, del partido político Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común –Farc- y quien revisa la lista de exguerrilleros que entregan al Gobierno para que certifique que sí son de la organización, dijo  que no permitirán que hayan ‘colados’ para obtener los beneficios jurídicos y políticos.

Además advirtió que la depuración es un hecho.

Al preguntársele sobre la posibilidad de que al interior de las cárceles estén pagando para que delincuentes comunes queden en las listas, el Medico  aseguró que no cree que sea posible, pero que se está investigando.

El cuestionamiento sobre la transparencia en la certificación de exguerrilleros surgió luego que se conociera que delincuentes comunes, jefes de organizaciones criminales y sicarios aparecían incluidos en las listas.

La Corporación Jurídica Solidaridad, responsable de entregar los nombres de excombatientes que están en las cárceles a los jefes de la Fuerza Alternativa,  señaló que son cuidadosos en elaborar las listas.

Actualmente Gobierno y Farc están revisando otros 200 casos de personas que dicen pertenecer a la exguerrilla.  

Publicidad

Noticias UNO