El presidente de la Corte Suprema de Justicia, José Luis Barceló, entregó detalles de la reunión que sostuvo con integrantes del Partido Liberal y con el director de esa colectividad, el expresidente César Gaviria.

Indicó que durante el encuentro ellos manifestaron su idea y pensamiento “de lo que debe suceder con la reforma, de algunas cosas con las que no están de acuerdo, de otras que creen que hay que hacer ajustes y en lo que sí hicieron énfasis en la protección de la autonomía e independencia del poder judicial y de las altas cortes”.

Agregó que al igual que el expresidente Gaviria la tutela “no debe ser afectada en esta reforma, que requiera uno u otro ajuste pero eso se haría a través de una ley estatutaria pero en principio la tutela se debe mantener”.

Afirmó que sin desconocer que hay que hacer ajustes que mejoren el funcionamiento institucional “no queremos que a través de la reforma hayan unos actos entre los renglones que afecten la autonomía e independencia de la Corte Suprema de Justicia”.

Señaló que tampoco está de acuerdo con una súper corte pues no entiende porque “tengan que acabarse las cortes actuales para crear una súper corte, hay que tratar de proteger la Constitución del 91”.

“No se ha permitido a la Constitución del 91 un desarrollo amplio y largo en el tiempo como en otros países, nosotros no hemos hecho sino reforma tras reforma. La Corte Suprema de Justicia, la Corte Constitucional y el Consejo de Estado son órganos de cierres que han hecho bien su trabajo, estas tres cortes son pilares para nuestra democracia”, añadió.

Frente a las inhabilidades que en la reforma quedaron establecidas, Barceló afirmó que no pueden “después de cumplir el periodo constitucional a ir a la casa cruzarnos de brazos, ahora impusieron inhabilidades para trabajar con el Estado“.