No existe ningún documento en el sistema de salud colombiano que compruebe que Enilse López alias La Gata tiene las cardiopatías y problemas hepáticos que ella asegura padecer.

Noticias Uno conoció que el pasado mes de septiembre, en una reunión que sostuvieron altos funcionarios del Inpec, Caprecom y Medicina Legal, se dijo que sobre los eventuales traslados de Enilse López, no se habían aportado los resultados médicos que demostrarían sus cardiopatías.

Hasta ahora no se conocen electrocardiogramas, ecocardiogramas, ecografías cardiacas, cuadros hemáticos ni radiografías que confirmen las deficiencias cardiacas de alias La Gata y que la obligarían a estar en una ciudad de tierra caliente como Barranquilla.

Enilse López estuvo recluida en la Clínica Reina Catalina de Barranquilla hasta el pasado 19 de septiembre cuando fue trasladada al hospital de Soacha, Cundinamarca. Un funcionario de la clínica Reina Catalina hizo saber que La Gata nunca fue atendida por personal de esa entidad, que ella solo alquiló una habitación y que fue atendida exclusivamente por un equipo de médicos que ella misma contrató. Por eso, en la Clínica Reina Catalina no habría resultados de los supuestos exámenes cardiacos realizados a la reina del chance.

El pasado 19 de septiembre dos médicos especialistas forenses de Medicina Legal examinaron a la Gata para valorar si podía ser trasladada en avión desde Barranquilla hasta Bogotá… Los expertos concluyeron que podía volar.

“Realizada la valoración médica y revisada la documentación aportada, las condiciones físicas observadas no muestran alteraciones relevantes en comparación a la última valoración médico legal ni cambios significativos que indiquen que no pueda realizar un viaje dentro de un avión medicalizado”

En esa oportunidad, los peritos de Medicina Legal solo conocieron copia de una historia con membretes de la clínica Reina Catalina.