Ante la decisión de retomar la lucha armada de Iván Márquez y Jesús Santrich, la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición sostuvo que no se construye la paz convocando a un nuevo ciclo de guerra, de consecuencias impredecibles.

«La construcción de la paz es un proceso difícil, costoso y con muchos altibajos y la responsabilidad de todos es tratar de superar las dificultades y persistir aun en medio de ellas». 

También resalta la importancia y el valor de los logros obtenidos con el actual proceso de paz como la dejación de las armas, la desmovilización efectiva y el compromiso de la inmensa mayoría de los excombatientes de las Farc con los acuerdos firmados en La Habana.

«En esta difícil coyuntura debemos unirnos para valorar lo logrado, superar las polarizaciones políticas y trabajar por la construcción de una paz verdadera en lugar de destruir y fomentar el odio y la confrontación».