El presidente de Colombia, Iván Duque, desmintió este martes que su Gobierno haya comprado o pagado uno de los aviones presidenciales a Ecuador, como alude su homólogo ecuatoriano, Guillermo Lasso, aunque sí ha comenzado la negociación para una posible adquisición.

“Colombia ha tenido conversaciones con el Ecuador sobre un avión que ellos tienen a disponibilidad, pero quiero ser enfático en esto: no se ha finiquitado ninguna negociación, no se ha pagado ningún avión y no se va a comprar ningún avión durante mi Gobierno”, dijo Duque en declaraciones a medios de comunicación.

Lasso aseguró esta mañana que ha vendido uno de los dos aviones presidenciales, el Legacy Embraer brasileño adquirido en la administración del expresidente Rafael Correa (2007-2017), a Colombia por un valor de 8 millones de dólares.

En contexto: Fuerza Aérea Colombiana explica las razones de la compra del avión presidencial de Ecuador

El ecuatoriano dijo que se trató de una transacción “transparente” de Estado a Estado, pero Duque insistió en que “no hemos comprado ni hemos pagado ningún avión” y que será el próximo Gobierno, que asumirá el 7 de agosto, quien tenga que tomar esa decisión.

El mandatario colombiano expuso que la Fuerza Aérea Colombiana (FAC) tiene “aviones muy viejos y que van a salir de funcionamiento muy pronto”, por lo que en los presupuestos del año pasado ya se habían contemplado unos recursos “para hacer una evaluación y adelantar negociaciones que puedan permitir hacer esa sustitución en los mejores precios para Colombia”.

Por lo que está adelantando “los estudios, los análisis para que sea el próximo gobierno el que tome la decisión”, ya que “es absolutamente claro que aviones que tienen más de 30 o 40 años presentan un riesgo y ese riesgo será inminente en 2023”.