La directora de la Unidad de Servicios Públicos, Luz Amanda Camacho, se refirió a las escandalosas conversaciones reveladas por NotiCentro 1 CM& que pusieron al descubierto un acuerdo presuntamente corrupto entre jurídicos de la unidad de servicios públicos y un contratista para adjudicarle el manejo de los cementerios distritales.

“Desde el momento en que me enteré lo puse en conocimiento de quienes debía hacerlo, no me puedo hacer responsable y no soy yo quien debe renunciar porque no soy una delincuente y no tengo nada que ver en eso, mi responsabilidad como directora es denunciar a las autoridades competentes como ya lo hice”, aseguró Camacho.

Lea también: Juan Luis Guerra denuncia que fue robado en Bogotá

Desde el Concejo alistan un debate de control político y le piden la renuncia a la funcionaria.  

“Yo no tenía como intervenir los teléfonos, ni cómo saber que eso estaba pasando, es muy difícil, el nivel de detalle que manejaban era muy específico, el detalle con el que lo hacían era de personas que prácticamente se dedican a esto”, agregó.

Ante la gravedad de los hechos, a partir de mañana la contraloría de Bogotá le pondrá la lupa a todos los contratos celebrados por Carlos Quintana subdirector de la oficina jurídica y Marcel Esquivel evaluador de la entidad.

En diciembre se conocerá el resultado de los procesos de incumplimiento y si se declara la caducidad del contrato por 42 mil millones de pesos.