La declaración se da en medio de la tensión mundial por el lanzamiento de un misil que ha pasado por encima de Japón, ante lo cual se celebra una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU para debatir con urgencia cómo evitar una escalada de la «grave crisis».

Por su parte, Corea del Norte defendió su derecho a la autodefensa y advirtió que continuará con su política de «disuasión nuclear».

«Tenemos razón de responder con contra medidas duras en el ejercicio de nuestro derecho a la defensa propia y Estados Unidos será enteramente responsable de las consecuencias «, dijo el embajador de Norcorea ante la Conferencia de Desarme, Han Tae-Song.

El proyectil balístico disparado por Corea del Norte sobrevoló la isla de Hokkaido, en el norte del archipiélago nipón, y cayó en aguas del océano Pacífico, a unos 1.180 kilómetros de la costa japonesa.

Creative Commons Attribution-Share Alike 2.0 Generi

Han Tae-Song sostuvo que la tensión nuclear en la Península de Corea «es el resultado de la política hostil de EEUU y del aumento de la carrera nuclear contra mi país, que no ha tenido otra alternativa que fortalecer su disuasión nuclear para afrontar esta amenaza».

Redacción Internet