En un trabajo conjunto el sistema integrado de transporte público de Bogotá, Transmilenio, con el apoyo de la Policía de la ciudad, acaba de implementar una nueva estrategia que pretende reducir la problemática de los ‘colados’ en el sistema.

A través de un dispositivo portátil denominado Personal Digital Assistant (PDA), que le permite a un funcionario de Transmilenio verificar si el usuario registró su pago en los torniquetes del sistema, Transmilenio controlará en cerca de 40 estaciones y 5 portales de las troncales de la Caracas, Norte y las Américas, el acceso de todos los usuarios que pretendan ingresar sin pagar su pasaje.

La medida, que empezó a ser efectiva a partir del 1 de septiembre, cuenta con la colaboración de 100 vigilantes que, además del pasaje del usuario, también podrán verificar su última recarga, estación en la cual la realizó y hora, de las tarjetas TuLlave, Cliente Frecuente, Monedero y Convenios.

En caso de no cumplir con su deber ciudadano, el evasor podrá ser retirado de la estación o portal.