El director de Human Right Watch para las américas, José Miguel Vivanco, aseguró que la nueva sanción de la Procuraduría contra exalcalde de Bogotá Gustavo Petro es una violación a sus derechos políticos.

Publicidad

Vivanco aseguró que no se puede perseguir a un funcionario por estar en desacuerdo con su ideología política y citó, como comparación, uno de los casos venezolanos.

“Hay una flagrante y abierta violación de los derechos del exalcalde Gustavo Petro como ocurrió en Venezuela, y se puede hacer un paralelo con el caso del líder opositor, Leopoldo López”, afirmó.

Además el representante de Human Right Watch aseveró que el Procurador está desconociendo el derecho internacional y la Convención Americana al sancionar al exalcalde por un año.

La nueva sanción de la Procuraduría a Gustavo Petro se da por haber expedido por decreto la modificación del Plan de Ordenamiento Territorial tras la negativa del Concejo de la ciudad de votarlo positivamente.