A través de un decreto firmado por el alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, quedó autorizado el aumento en las tarifas de taxis, que se venía trabajando desde agosto.

El taxista que tenga actualizada la tabla informativa de valores y unidades que se debe portar en la parte trasera del asiento del copiloto ya puede cobrar las nuevas tarifas en el servicio.

La carrera mínima pasará a ser de 4.100 pesos, 200 pesos más cara que la actual. También se hizo cambio en el momento en que comienzan las unidades del taxímetro, conocido como banderazo, actualmente está en 25 unidades y pasaría a 28.

“Fueron unas tarifas que se trabajaron durante 4 meses, un poco tardías pero afortunadamente llegaron porque desde el 2014 estábamos sin ellas”, aseguró Uldarico Peña, empresario del gremio taxista.

Publicidad

Según Ernesto Sandoval, representante de los taxis en Fenalco Bogotá, lo que se debe buscar es que los propietarios de taxis no les aumenten el valor del producido a los conductores para que no salgan desfavorecidos, teniendo en cuenta que, según un sondeo de Fenalco, el 24 % de los taxistas son propietarios y el resto empleados.