Según lo dio a conocer el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, la vacunación contra el sarampión será obligatoria en varias zonas de Williamsburg, Brooklyn, tras la epidemia que afecta sobre todo a la comunidad judía ortodoxa residente en la zona y opuesta a las vacunas.

El gobierno municipal de Nueva York declaró este martes una emergencia sanitaria pública debido a la epidemia de sarampión, lo cual le permite exigir la vacuna contra el sarampión, paperas y rubeola (MMR por sus siglas en inglés) a todos los residentes de las zonas afectadas de Williamsburg, un barrio chic donde también viven muchísimos judíos ortodoxos.