En las próximas horas serán capturados varios militares, policías y civiles por el exterminio campesinos en Trujillo, Valle, al final de la década de los noventas…

Por lo menos trescientas personas murieron y cuarenta siguen desaparecidas… 18 años después, los familiares de las víctimas siguen esperando que se haga justicia.

La Fiscalia General,  ordenó  nuevas capturas por la masacre de Trujillo, Vallle, donde murieron  más de  300  campesinos y  40  más resultaron desaparecidos   durante  1988 y 1990,

El CTI de la fiscalia dictó orden de captura contra  miembros del ejército y la policía, que presuntamente  participaron en el asesinato, desaparición y robo de tierras de más de 300 campesinos.

“están listas las 20 ordenes de captura…… 10 son agentes del estado y  otros 10  son  paramilitares”.

También  otras 60 personas, entre funcionarios públicos, ex militares y ex policías, serán vinculadas a la investigación por supuestos nexos con  paramilitares  y colaboración con los narcotraficantes, Henry Loaiza alias “el alacrán”  y Diego Montoya alias “don diego”,

“el estudio del CTI encontraron documentos en los batallones…….. Paramilitares y narcos”. Las familias de las victimas aseguran que  después de 20 años de la masacre, las amenazas siguen. “no hemos  tenido  beneficio del estado por estos hechos”

Publicidad

“lamentablemente seguimos siendo amenazados  de  muerte, a pesar que somos las victimas”

por la masacre de Trujillo están detenidos, quienes para la época eran  el jefe  de operaciones del batallón palace, mayor, Alirio Antonio Uriueña  y el comandante policía de Trujillo, teniente Fernando Berrio… fueron acusados por tortura, homicidio, desaparición y secuestro.