En días pasados, Venezuela tomó la decisión de disminuir la recepción diaria de ciudadanos venezolanos por los corredores humanitarios.

En las nuevas medidas, decidieron permitir el tránsito de los mismos por el Puente Internacional José Antonio Páez en Arauca solamente los días lunes, miércoles y viernes, además, de restringir el ingreso a Venezuela de ciudadanos de ese país por el Puente Internacional Simón Bolívara tres días a la semana.

Esto funcionaría de manera similar al corredor humanitario de Arauca a partir del próximo lunes, 08 de Junio, e implicaría una reducción cercana al 80% en el retorno de ciudadanos venezolanos a su país.

El tránsito de personas por los corredores humanitarios solo se podría realizar en grupos que no superen las 300 personas para el puente Simón Bolívar en Norte de Santander y 100 para el puente José Antonio Páez en Arauca.

Para Juan Francisco Espinosa Palacios, director general de Migración Colombia, la decisión tomada por Venezuela obliga a las autoridades colombianas a tomar nuevas decisiones, las cuales permitan garantizar el derecho a migrar, pero también una protección en salud para la población venezolana residente en el país, así como para la población en tránsito. Todo esto dentro de un marco de respeto de los derechos humanos.

A la fecha, más de 71 mil migrantes venezolanos han logrado retornar a su país por los procedimientos de retorno voluntario.