Con computador tuvieron que llegar los funcionarios de la Alcaldía de Tuluá, incluido el alcalde, John Jairo Gómez Aguirre. La anterior administración nunca compró sistemas de cómputo, los alquiló y fueron devueltos por la administración que acabó de terminar.

Fueron más de 170 equipos de cómputo los que estuvieron el último cuatrienio en calidad de alquiler, por un valor de 290 millones de pesos en promedio por año.

Cada funcionario trabajará con su equipo personal, para evitar que se vea interrumpida la atención a los ciudadanos, mientras se adelanta un proceso que cumpla con todos los parámetros establecidos por la ley para la compra de nuevos computadores.