Al parecer guerrilleros del sexto frente dispararon desde la parte alta del municipio contra la estación de Policía dejando dos personas heridas.

Los policías del municipio lograron hacer  un cerco en el casco urbano para evitar que los subversivos lleguen hasta el lugar donde se encuentra la población.

Según las informaciones de las autoridades, soldados del Batallón Pichincha que se encontraban cerca apoyaron la acción de la Policía y el avión fantasma repelió el ataque de los guerrilleros.