Según los vecinos del sector, la mujer de 37 años de edad les había manifestado en repetidas ocasiones su intención de separarse. El victimario le propinó una puñalada en el corazón.

Una testigo del hecho informó que uno de los hijos de Neis Carrillo Romo, como fue identificada la mujer victima de su pareja, le dijo que su padre durmió con el arma debajo de la almohada.

Keyla Margano, habitante del sector, aseguró que “él estaba dormido ahí y yo digo que la agarró desprevenida, porque el charco de sangre estaba en toda la puerta”.

La mujer de 37 años de edad y oriunda de Sabana, Magdalena ya en repetidas ocasiones le había informado a los vecinos su deseo de abandonar a su victimario Carlos Alberto Ramos Padilla, porque no correspondía con su responsabilidad en el hogar.

Nailerys, amiga de la fallecida, indicó que “trabajaba vendiendo bollo y periódico, ella quería mucho a su esposo y no lo enviaba a trabajar, entonces él no quería trabajar, sólo se acostaba a dormir».

De la unión sentimental quedaron cuatro hijos.