Los mosquitos transmisores del Zika, el dengue y el Chicunguña, que tanto daño le han hecho a la humanidad, podrían terminar sus días empalagados por un engañoso insecticida.

Aedes Aegypti, el mosquito encargado de trasmitir el virus del Zika, Chikunguña, como los demás vectores de epidemia,  además de su gusto por la sangre está el del dulce.

Fue este punto el que investigadores de la empresa de control de plagas ISCA Technologies de Estados Unidos desarrollaron un insecticida capaz de engañar a los mosquitos.

Se llama Vectrax e imita los aromas dulces de las flores y las plantas con lo cual atraen al mosquito que se empalaga con el insecticida que lo mata.

Algunas pruebas se han hecho en Tanzania con buenos resultados ya que se obtuvo una reducción de dos tercios de la población de mosquitos por lo que sería una nueva vía para eliminarlos.

Noticias UNO