Un nuevo operador del Sistema Integrado de Transporte Público entraría en quiebra en los próximos días, tras no pagar sus obligaciones a más de 850 rentistas.

En los últimos días 850 rentistas o propietarios vinculados al Consorcio Express dejaron de recibir $4.500 millones, correspondientes al pago de la renta del mes de marzo.

La no cancelación de los dineros, fue debido a que los bancos le retuvieron los dineros como lo indica una de las cartas que llegó a uno de los afiliados en los últimos días.

“En relación con el pago de las rentas correspondientes a los propietarios vinculados al Consorcio Express S.A.S., nos permitimos informarles sobre las novedades que se presentaron en el día de hoy y que nos ha impedido el pago de las mismas”.

Y agregan que “en estas circunstancias, los bancos le solicitaron a la fiduciaria encargada de los pagos aplicar la orden de pagos establecido contractualmente y aprobado por TransMilenio S.A., para atender el servicio de su deuda”.

Una fuente le informó a CM& que este consorcio le adeuda a los bancos más de 1.3 billones de pesos, correspondientes a la compra de la flota y la operación del consorcio.

Consorcio Express S.A.S es uno de los operadores que ganó la licitación de las localidades de Usaquén y San Cristobal y que en la actualidad tiene 2400 buses en las calles de la ciudad.

Publicidad

Consorcio Express S.A.S, empresa que se sumaría a las compañías Organización Suma S.A.S, Tranzit S.A.S. y Masivo Capital S.A.S que están en Ley 1116 correspondiente a insolvencia y que no han pagado sus obligaciones a los rentistas.

Hoy aún se ven en las calles circular los vehículos del viejo transporte con una línea blanca que dice provisional y que expertos dicen que está ayudando al desfinanciamiento del sistema y a la quiebra.

La implementación del SITP va en un 58 %, según el más reciente informe de la Contraloría Distrital que fue entregado hace unas semanas al alcalde Enrique Peñalosa.