La decisión de la alcaldía de extender el pico y placa de las seis de la mañana a las ocho de la noche en Bogotá,  a partir del 6 de febrero, ha dividido las opiniones en la ciudad.

Felipe Romero, que a esta hora está en el CAD, habló con habitantes de varios sectores de la ciudad…

En Bogotá la nueva medida de pico y placa todo el día para los vehículos particulares sigue generando bastante controversia entre los capitalinos… Al punto que las opiniones están divididas. En el norte de la ciudad piensan que la medida es perfecta para descongestionar el tráfico.

“Me parece bien, necesitamos que esto despeje más”

“Ya no se puede manejar y me parece bueno para poder descongestionar.”

“Creo que tenemos que hacer un sacrificio para ver si mejora el tráfico”.

Los más contentos son los taxistas, quienes aseguran que  la medida les cae como anillo al dedo para empezar el año con más platica en el bolsillo.

“Nos vamos a beneficiar bastante porque normalmente hasta las 9 había trabajito”

“Más trabajito y menos trancones.”

Algo similar opinan los conductores de buses y busetas.

“ Si claro, esto tiene que mejorar para todos.”

En cambio, en el sur de la ciudad muchos creen que el nuevo pico y placa para nada los favorece.

Publicidad

“Perjudicial porque uno se gana la vida con esta vaina.”

“No estoy de acuerdo porque el tren de trabajo de uno es el carro y si se lo quitan a uno todo el día”.

Lo mismo piensa  el ciudadano de a pie, especialmente el  usuario del transporte masivo Transmilenio.

Creen que con la salida diaria de más de 500 mil carros de las calles aumentará la congestión en los articulados.

“Vamos a llevar más del bulto por el nuevo pico y placa”

“Noo, si no más así va uno colgado, ahora va a ser peor, más congestión.”

Sin embargo, la administración distrital argumenta que la nueva restricción es necesaria mientras se adelantan las obras para mejorar la malla vial. Exactamente durante los próximos 2 años.

 

LAS DEMANDAS DE LOS GREMIOS NO PROSPERARÍAN.

El presidente de Asopartes considera que es una medida absurda que no beneficiará a la ciudad.

“El sector nuestro vende dos mil millones de dólares al año en Bogotá, el 35% de los impuestos los genera el sector de auto partes. Qué va a pasar con los mecánicos, los pintores, los electricistas que dependen de este negocio?”

Para los comerciantes tampoco ha sido una buena noticia. Según el director de Fenalco Bogotá es una medida apresurada

“Nos cogió de sorpresa, sin ningún análisis para un sector tan importante como es el comercio y la industria de Bogotá”

Los comerciantes buscarían, primero que todo, una audiencia para tratar de llegar a un acuerdo con el alcalde.  A otros, el pico y placa los ha dejado sin ánimo de concertar.

“Rechazamos la medida, nos preocupa y estamos pensando seriamente demandar la medida ante el Contencioso Administrativo”

Sin embargo, el experto constitucionalista Eduardo Cifuentes considera que las demandas no alcanzarán su objetivo

“Yo creo que no están llamadas a prosperar porque el alcalde tiene la competencia constitucional y legal para adoptar estas medidas. En virtud de la ley este derecho a la circulación puede restringirse cuando la ciudad no tiene posibilidades de ofrecer una mayor movilidad”

Ante este panorama, los gremios esperan conocer las medidas que adoptaría la alcaldía para reducir las pérdidas económicas que según ellos traerá el pico y placa.