Faltan tres días para que Estados Unidos escoja a su nuevo presidente y se queman los cartuchos finales de la campaña.

Y esos últimos cartuchos parecen ser musicales. Con ventaja para el candidato demócrata.

John McCain que pierde en las encuestas por 6 puntos frente a Barack Obama, puso hoy sus esperanzas en la conquista de los colegios electorales de los Estados indecisos.

El 4 de noviembre unos 200 millones de los  norteamericanos habrán depositado su voto, pero es el colegio electoral el que tiene la última palabra para elegir al próximo presidente de Estados Unidos.

Al candidato que gane más del 51% se le otorga la totalidad de los votos del colegio electoral de cada Estado.

El 15 de diciembre se reunirán los 535 delegados de los colegios electorales de los Estados para emitir  su voto, del cual  el 20 de enero, resultará el nuevo presidente de los Estados Unidos.

Sin embargo, Barack Obama, el candidato demócrata, posee según las encuestas menos optimistas 292 delegados de los 270 que se necesitan para ocupar el cargo en comparación con los 163 de los de MacCain.

Publicidad