Barak Obama, considerado el fenómeno político de Estados Unidos, no ha podido consolidar al Partido Demócrata. Por lo menos eso empiezan a indicar las encuestas.

 

A pesar de que Hillary Clinton le dio públicamente su apoyo a Barack Obama, la división dentro del partido demócrata continúa.

Según los últimos sondeos realizados al interior del partido, muchos de los seguidores de la senadora de Nueva York no estarían dispuestos a votar por Barack Obama en las elecciones presidenciales.

Según una encuesta publicada en junio antes de que Clinton pusiera fin a su campaña un 60% de sus seguidores dijo que podría votar por el afro americano. Hoy la cifra cayó a 54%.

Publicidad

Otra de las cifras que alarma a los demócratas es que Obama quien tenía el 59% de apoyo a comienzos de junio, ahora solo cuenta con el 54%.

Cifras que cada día fortalecen más la campaña de John McCain, porque mientras los demócratas buscan la forma de ganar apoyo, sin Hillary como segunda de Obama. El republicano lentamente asciende en las encuestas, posicionando su agenda en temas militares y las relaciones con América latina…