Alrededor de ciento cincuenta desplazados reclamaban el cumplimiento de las promesas de ayuda acordadas por parte del Gobierno Nacional.

Delegados de la Dfensoría del Pueblo y elInstituto de Bienestar Familiar  se encargaron de vigilar el proceso de desalojo para evitar abusos en contra de los derechos humanos y problemas  con los menores que hacen parte de grupo de desplazados.

Entre los detenidos se encuentra Ricardo Jiménez Henao, identificado por las autoridades como el lider de la protesta y está sindicado de usar a los dezplazados para pedir al gobierno distrital 58 millones de pesos por cada uno de ellos.