En algunas ocasiones la falta de dinero frena la posibilidad de acceder a un tratamiento odontológico, por eso la empresa privada y unas organizaciones que trabajan con pacientes con síndrome de Down sellaron, a través del programa Sonrisas que tienen futuro, un acuerdo para atender a esta población.

Un grupo de odontólogos y voluntarios se dedica a preservar la sonrisa de los niños con síndrome de Down.

Como el transporte también impide que puedan llegar a tiempo a consulta pusieron este beneficio. Es el caso de Javier Santiago a quien lo recogen en su casa y lo llevan a la cita con su odontóloga.

El acude puntualmente y ya está a punto de terminar su tratamiento de ortodoncia.

Publicidad

Claudia Sanabria, una madre de uno de los niños beneficiados dijo: «Muy feliz porque es un tratamiento muy costoso pues que la verdad yo no se lo hubiera podido pagar.»

Este programa ya ha favorecido a más de 100 niños en cuatro años.

«En un tema de inclusión social poder darle la oportunidad a estos niños para que accedan a los tratamientos odontológicos.» explicó Claudia Castro encargada de Responsabilidad Social de DentiSalud.