El jefe de la Misión de Apoyo al Proceso de Paz de la Organización de Estados Americanos, Roberto Menéndez, resaltó el trabajo del Gobierno para consolidar la paz y luchar contra el narcotráfico.

«Esta misión recorre y está permanentemente en los territorios más afectados por la violencia y por la inequidad. Estos hallazgos que comprenden logros y avances de las políticas de paz del Gobierno, también desafíos y retos pendientes que observamos en esos territorios», afirmó Menéndez a periodistas en la Casa de Nariño.

El diplomático detalló que entre los riesgos para consolidar la paz se encuentran los grupos armados ilegales, que generan violencia «contra las comunidades y particularmente contra los líderes sociales».

De igual forma, Menéndez mencionó el narcotráfico como uno de los factores que han dificultado que «Colombia consolide su salida definitiva hacia la paz» y valoró las políticas impulsadas por el Gobierno en esa materia.

«Hemos coincidido con el Gobierno en una visión multidimensional en esta lucha por la estabilidad y por la tranquilidad y garantía de la seguridad en los territorios», acotó.

Menéndez afirmó que además de estas políticas es necesario que el Estado llegue a las zonas más apartadas con instituciones y no solo con fuerza pública para crear condiciones económicas y sociales que transformen las regiones.