El tristemente célebre O.J. Simpson, quien escapó de ser condenado por el asesinato de su ex esposa y un amigo de ella, por duda razonable, ahora podría ser condenado a cadena perpetua por otro crimen.