La Fiscalía tiene que pagarle parqueadero hoy, sólo en Bogotá, a 3 mil 800 carros y otras 3 mil motos, en su mayoría inservibles. Otro gasto que desangra a la justicia. Cada año la Fiscalía tiene que invertir once mil millones de pesos y los carros que tienen en custodia sólo se necesitan una o dos veces mientras se tramitan los expedientes.