Luego del atentado contra las lideresas Francia Márquez, Clemencia Caraballí, y 20 defensoras y defensores de derechos humanos, de la Asociación de Consejos Comunitarios del Norte del Cauca -ACONC, la ONU Mujeres- Colombia pidió respeto por la defensa de los derechos humanos e indicó que la violencia en contra de las mujeres en cualquier espacio de la vida pública o política es inaceptable.

En el ataque también se encontraban defensores de derechos humanos como Víctor Hugo Moreno, quien recibió, este lunes, una amenaza en contra de los integrantes de la ACONC y de PCN, haciendo referencia al atentado del fin de semana y a su liderazgo en la Minga.

La ONU pide al Estado investigar y sancionar a los responsables de los ataques a defensoras y defensores de derechos humanos en el Cauca y protección para quienes han recibido amenazas. 

“Es urgente fortalecer la aplicación efectiva de las leyes y mecanismos que protejan a las lideresas y defensoras en Colombia”, sostiene el documento.