La Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados, ACNUR, solicitó a los países que reciben migrantes venezolanos, respetar sus derechos y continuar los dispositivos especiales para satisfacer sus necesidades básicas.