CGR el operador de Doña Juana suscribió un acuerdo de gestión con la Superintendencia de Servicios, en el que se comprometió a subsanar las deficiencias técnicas y financieras que tiene actualmente en la operación de disposición final de residuos en el relleno.

La Superintendente Rutty Paola Ortiz afirmó que hará un minucioso y estricto seguimiento a las acciones que tomará el operador, el cual tiene un plazo de 12 meses para cumplir las actividades definidas en una primera fase del acuerdo y 24 meses adicionales, para la segunda fase.

Se hará seguimiento a la disposición adecuada de los residuos sólidos, el refuerzo a los puntos críticos del sistema de manejo de lixiviados, la optimización en el manejo de olores y vectores al interior del relleno, la definición de una zona de contingencia en el relleno.

Ortiz indicó que si se evidencia incumplimientos por parte del operador de Doña Juana se procederá con las respectivas sanciones.