La Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena (CAM) ordenó el cierre y la demolición del exclusivo hotel Bethel Bio Luxury ubicado en medio del Desierto de La Tatacoa, luego de comprobar que cometiendo varios daños ambientales en la zona.

Dentro de los daños ambientales está “captar el agua de la zona de manera ilegal y aprovecharse de la capa forestal sin autorización”, entre otros, como lo informó el diario El Espectador.

Según la resolución 3569 de 2019 de la Corporación Autónoma Regional, “el infractor deberá, en el término de un mes contado a partir de la ejecutoria del presente acto administrativo, presentar para aprobación de esta Corporación un cronograma de ejecución del proyecto a demoler, en el que se incluya el desglose de las actividades que desarrollarán”.

En ese sentido, el desmonte total del hotel deberá darse en un término máximo de 10 meses y, si no ha sucedido, la autoridad entrará a hacerlo por su cuenta y enviará la cuenta de cobro al dueño del hotel.

Además, el dueño del hotel, identificado como Frank Corredor, deberá pagar una multa de 790 millones de pesos en un plazo de 10 días.