La Contraloría General ordenó el embargo de las cuentas bancarias y de los inmuebles de Cerro Matoso, como medida cautelar en el juicio de responsabilidad fiscal que adelanta contra la multinacional. El embargo se ordenó luego de determinar que Cerro Matoso liquidó mal y a su favor el valor de las regalías durante cinco años.