La reconstrucción de senos no es un procedimiento estético cuando hace parte del tratamiento integral que necesita una mujer después de sufrir cáncer de mama.

Así lo aseguró la Corte Constitucional al conceder una tutela a una profesora que se vio obligada a someterse a una mastectomía, luego de ser diagnosticada con esa enfermedad.

El médico tratante ordenó la reconstrucción del seno derecho con un implante, pero la institución prestadora de salud negó el procedimiento alegando que era una cirugía estética.

El alto tribunal señaló que, aunque efectivamente este tipo de cirugías no están contempladas en el plan obligatorio de salud, en este caso el procedimiento se ordena debido a que la paciente sufrió de cáncer.

Según la Corte, la salud psicológica y emocional hace parte del bienestar físico, por lo que en estos casos las instituciones de salud deben diferenciar los procedimientos con fines estéticos de otros que buscan preservar la salud en su conjunto.

“La cirugía objeto de la tutela no puede catalogarse como estética, cosmética o suntuaria; habida cuenta que con ella se pretende superar un problema cuyo origen devino de la intervención médica a la que tuvo que someterse, como forma para curar el cáncer de mama que le fue diagnosticado”, indica la sentencia.