La Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia rechazó la petición de extradición que elevó el gobierno de México en contra del colombiano Carlos Andrés Vargas, solicitado por ese país por el porte de dos pastillas de clonazepam en su bolsillo.

El alto tribunal determinó que el simple porte de dos pastillas de clonazepam «sin ánimo de comercialización, distribución o suministro a terceros, y que según el joven eran usadas para dormir, no configuran la comisión de un delito».

Por esta razón la Corte ordenó la libertad inmediata de Carlos Andrés Vargas.