El presidente Lenín Moreno decretó este sábado a través de su cuenta en twitter el toque de queda y militarización de la ciudad de Quito tras los desórdenes que se han vivido entre indígenas y la fuerza pública de ese país.

Las protestas ya cumplieron once días en el vecino país, hasta el momento no solo los trasportadores e indígenas han salido a las calles, varios militares se unieron a las manifestaciones  en contra de las reformas económicas.

La medida interpuesta por el presidente Moreno empezó a las tres de la tarde, hora colombiana, según el mensaje del mandatario, esto ayudará la actuación de las autoridades.

Por su parte, las comunidades indígenas aceptaron empezar una mesa de negociaciones con el gobierno para levantar el paro nacional que ya empieza a afectar la economía de diferentes sectores del país.