Alejandro Ordóñez se propone a hacer el nombramiento masivo y en propiedad de 735 procuradores judiciales antes de que el Consejo de Estado resuelva si fue o no legal su propia reelección. El concurso está cuestionado por errores en su cuestionario, por extemporáneo y porque las preguntas se filtraron antes de la aplicación del examen.

El primer puesto en el concurso para 725 cargos de procurador judicial uno y dos, es un abogado conocido de autos en los despachos penales: se trata de Simón Eduardo Martínez, representante legal del esmeraldero alias Pedro Orejas. También es notable en la ciudad de Tunja como miembro de una sociedad ultrareligiosa, la de Los Nazarenos, que desfila en penitencia durante los días santos.

La historia del procurador mejor calificado por la Procuraduría de Ordóñez está ligada, no a su último trabajo como juez de la república, sino al anterior suyo, del lado de alias Pedro Orejas. Una testigo dijo que le habían dado quince millones de pesos para mentir a favor de Orejas y que ello ocurrió en la oficina y en presencia del doctor Martínez.


Publicidad