Aunque la ley ya prohíbe que un magistrado salga de una corte para entrar a otra, uno de los miembros actuales de la judicatura, caracterizado por su defensa de parapolíticos, quiere hacerlo.

Se trata de Camilo Montoya, que hoy hace parte de la Judicatura y que, junto a otros cuatro alfiles de Alejandro Ordóñez, espera integrar la Comisión de Disciplina Judicial, que reemplazará a la sala disciplinaria de la que él hace parte.