Una osa de anteojos fue atacada a tiros y asesinada con sevicia frente a sus crías en la vereda la Palma, resguardo de Cuetando- Páez Cauca.

Cuando encontraron al animal,  ya estaba agonizando fue llevado al casco urbano para brindarle la atención necesaria, y aunque el personal intentó salvarle la vida, murió por la gravedad de las heridas.

María Angélica Jorge, gobernadora del resguardo indígena, indicó que la osa habría sido atacada por pobladores de ese sector, cuando atravesaba un potrero junto a sus dos oseznos, según el diario El Tiempo

Organizaciones defensoras de los animales, la Fiscalía General de la Nación y la Corporación Autónoma Regional del Cauca, CR que el sujeto o los sujetos que dispararon son hasta ahora desconocidos, pero que ya se entabló una investigación.

La Fundación Santuario del Oso de Anteojos rechazó también el atroz crimen y aseguró que lamentablemente “sin mamá osa es muy alta la probabilidad de que los oseznos no sobrevivan”.

La emisora W Radio citó a Carlos Rincón, director de Endémica Estudios, productora colombiana enfocada en registros de vida silvestre y temáticas ambientales, quien señaló que es necesario reforzar las capacitaciones para evitar este tipo de ataques.

La importancia del Oso para el ecosistema

Este animal, también conocido como oso andino se encuentra en estado vulnerable, de acuerdo con la clasificación de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Según el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible la importancia ecológica del oso andino radica en que es un dispersor de semillas y transformador del bosque al derribar arbustos y ramas para alimentarse. El oso posibilita los mecanismos de renovación del bosque.

Hábitat y Características

  • Se encuentra a lo largo de la cordillera de los Andes desde Venezuela hasta Bolivia, pasando por Colombia, Ecuador y Perú. Posee garras muy adaptadas para trepar a los árboles y se encuentran desde los 250 hasta los 4.750 msnm, ocupando una diversidad de hábitats que incluye páramos.
  • Es el único oso nativo de Suramérica y el único remanente de las 13 especies de cara corta que aparecieron en el mundo hace 2.5 millones de años.
  • En Colombia las mejores poblaciones se encuentran en el piedemonte Amazónico y Pacífico.