Hay una consecuencia muy conmovedora del paro judicial. Decenas de familias extranjeras, que vinieron a Colombia para adoptar un niño, no han podido irse porque no hay un juez que legalice la adopción y en muchos países no vale la firma de un Notario, sino que exigen la autorización de un juez.

Ellos son otra cara del paro judicial…algunos ya completan 3 meses a la espera de una firma de un juez y ni siquiera son colombianos…

Son parte de las 84 familias extranjeras que por estos días vinieron a Colombia a finalizar un trámite de adopción y recoger a un niño llevarlo a vivir fuera del país.

Lo malo es que gracias al paro, les toco forzosamente quedarse.

Hoy están presas de la angustia, y de la incertidumbre.

Otros ya perdieron sus trabajos.

Les ha tocado gastar más del doble, están desesperados, y a muchos les aterra la idea de tener que devolverse sin el niño que llevan años buscando…

Publicidad

Según el Bienestar Familiar, este martes habrá una nueva reunión, para tocar el tema de las familias, pues según quienes representan a las familias, a ellos y a los niños se les están violando los derechos..

Lo cierto, que como ellos mismos dicen ninguno tiene la culpa, y como lo hicieron hace 3 años cuando comenzaron el proceso, en los unicos que piensan es en los pequeños…

que son a la final, quienes estan pagando todas las consecuencias.