Una madre evitó que su hijo de dos años y medio consumiera tramadol en lugar del purgante albendazol que su médico le había formulado.

Este caso se presentó en Cúcuta, la droguería culpa al laboratorio por empacar mal el producto.

La mujer elevó la queja a las autoridades de salud que visitaron la droguería en donde manifestaron que ellos no tenían la culpa.

Vea la noticia completa en el video.