Cerca de Cajamarca, Tolima, está el volcán de El Machín. Hasta ahora ha sido una atracción turística de la zona. Sin embargo, algunos temen que este volcán no esté suficientemente monitoreado y pueda hacer erupción.

Desde hace  muchos años el cerro del Machín donde queda el volcán que lleva su mismo nombre ruge y hace temblar la tierra.

Pero como los habitantes que viven en la ladera del volcán y en las faldas del cerro, ya están prácticamente acostumbrados a su presencia.

Publicidad

Son pocos los que han tomado en serio las advertencias que dicen que el manso cerro, podría hacer erupción y con su fuerza acabar con varias poblaciones a su alrededor.

El pueblo mas afectado podría ser Cajamarca.   Y allí la vereda de La Tapia, en donde los pobladores dicen que es poco lo que se ha hecho para advertirles del  volcán.   Pero otra cosa dicen el alcalde y las autoridades de prevención.

Entre tanto el hasta ahora apaciguado Machín con sus constantes fumarolas solo da preocupantes advertencias.

Pues mientras la atención del país se concentra en otros volcanes, los habitantes que rodean al Machín solo piden que el temible monstruo frente al que han dormido todas sus vidas no se vaya a despertar.